Sobre el autor

Javier M. Galiana nació en el año 1994 en la localidad de Daimiel, de la provincia de Ciudad Real. Desde muy temprana edad siempre mostró un gran interés por la literatura en general, especialmente por todo lo relacionado con los clásicos, con las novelas de ciencia ficción y con las de fantasía. Tales asuntos le resultaban atractivos hasta el punto de decidir, cuando cursaba su último año de secundaria, comenzar a escribir una novela que más adelante se convertiría en el primer borrador de El llanto del fuego, que por entonces nada tenía que ver aún con la novela que conocéis. Aquel mismo año, movido por su pasión hacia la literatura y tras haber concluido su formación secundaria en el Instituto Ojos del Guadiana de Daimiel, comencé a cursar en el mismo centro el bachillerato de humanidades, que no terminaría hasta el 2012. Durante los dos años de bachillerato, además de concluir el primer borrador de El llanto del fuego —así como el de su secuela, Isla de dolor—, y decidir el enfoque que la obra —y la saga— debía tener, desarrolló un enorme interés por la cultura y por la literatura clásica española, lo cual le empujó ese mismo año a matricularme en la Universidad de Castilla la Mancha para estudiar un grado en lengua española y literatura, grado que a día de hoy aún sigue cursando, ya en su cuarto año.
No fue, sin embargo, hasta Abril de 2014 cuando logró, tras reescribir varios borradores, concluir la versión definitiva de El llanto del fuego e Isla de dolor —con muy notables cambios respecto a su versión original— y establecer la estructura de los cuatro siguientes volúmenes de la saga Caminantes Galkir: La destrucción del príncipe, Vida en hielo, El rugido de las estrellas y Caminando sin fe. Actualmente se encuentra trabajando en el tercer volumen, La destrucción del príncipe, actividad que compagina con sus estudios y con la lectura de infinidad de cómics y novelas de fantasía.


3 comentarios:

  1. Este va a ser el principio de una gran carrera, ya lo veras

    ResponderEliminar
  2. desde bien pequeñito te gustaba la literatura y ya escribias, ¿ verdad baquevory?

    ResponderEliminar
  3. Esta tarde me tienes que dedicar el libro

    ResponderEliminar